MANIFIESTO

BASTA DE DESPILFARRAR ALIMENTOS

El derecho a la alimentación de las personas es un derecho humano universal de cumplimiento jurídicamente obligatorio para todos los estados que han ratificado la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El modelo de producción, aprovisionamiento, distribución y consumo de alimentos actual ha sido incapaz de resolver los problemas de seguridad y de soberanía alimentaria del conjunto de la población mundial. Casi 900 millones de personas sufren una dieta insuficiente y pobre, mientras un tercio de la población del primer mundo sufre obesidad debido a una ingesta excesiva o inadecuada.

Ingentes cantidades de alimentos se desperdician al lado de personas desnutridas, sin que importe el nivel de desarrollo del país. Sólo con la mitad de las pérdidas alimentarias actuales se podría nutrir a toda la población que actualmente pasa hambre en el mundo.

El despilfarro alimentario se da en todas las etapas de la cadena de abastecimiento de alimentos. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura calcula que un tercio de los alimentos producidos se pierden en el tránsito desde la producción agraria hasta los consumidores. En los países menos desarrollados el derroche alimentario es más evidente en la producción agrícola y en la conservación de los alimentos. En los países más desarrollados el derroche está más presente en la producción agroindustrial, la distribución y en los consumidores finales.

La pérdida de alimentos es también la pérdida de un recurso que debilita la economía, hace menos competitivas las empresas y obliga a los poderes públicos a destinar recursos para gestionar los excedentes y las pérdidas alimentarias.

La gravedad de los efectos ambientales del despilfarro se manifiesta en la reducción de tierras fértiles, la pérdida de diversidad biológica, en el despilfarro de agua potable y energía y en la contribución a la emisión de gases de efecto invernadero.

Es por estos motivos que el derroche alimentario aparece cada vez más en la agenda política y en las acciones de los poderes públicos y los agentes privados.

Las personas, entidades, e instituciones públicas y privadas firmantes de este manifiesto son conscientes de que la erradicación del despilfarro alimentario, garantizando la seguridad alimentaria, necesita de un trabajo continuado que supera acciones puntuales, y se comprometen a colaborar en :

  1. Sensibilizar y educar a la sociedad sobre el problema del desperdicio de alimentos, promoviendo la formación en el buen manejo y aprovechamiento de los alimentos en todas las etapas de la cadena alimentaria y en los hogares.
  2. Apoyar la investigación y la innovación orientada al aprovechamiento total de los alimentos.
  3. Mejorar y hacer más transparente la información sobre la utilización de los alimentos y los residuos alimentarios.
  4. Promover los necesarios cambios normativos y la seguridad jurídica que favorezcan el aprovechamiento de los alimentos garantizando su salubridad.
  5. Promover las medidas económicas y fiscales orientadas a la prevención de las pérdidas, las mermas y el desperdicio de alimentos de acuerdo con la jerarquía de gestión de residuos.
  6. Facilitar la donación de alimentos y el espigueo a las entidades de acción social y los colectivos desfavorecidos.
  7. Colaborar en la reducción del despilfarro alimentario a la mitad para el año 2025  en línea con la resolución del Parlamento Europeo del 19 de enero de 2012.

Un pensament a “MANIFIESTO”

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Plataforma d'entitats i persones contra el malbaratament alimentari

%d bloggers like this: